Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Experiencias fuera de lo común’ Category

Título más largo que la primera frase del post. Sí. Pero la cuestión es que sin crear alarmismos (bueno, un poquico sí) la cosa está así. No quería ser tan catastrofista en mi regreso al blog después del verano, pero no había más opción.

Como publica el rotativo gratuito aDn, “El laboratorio LHC tiene un 75% de probabilidad de extinguir la Tierra”. En el mismo sentido también aparecen noticias en otros medios más serios como el diario Público (con el máximo respeto, no tengo nada en contra de aDn, pero al tener que pagarlo como que parece que el segundo es mejor). Es probable que “LHC” no signifique “La Hora Chanante”, no lo sé, me los he leído por encima y me he saltado las palabras en inglés. Tampoco quiero transcribir estos artículos enteros, porque son largos y luego la peña se me va quejando de que si mis posts son largos, de que si meto mucha introducción… falacias fruto de la inquina, injurias propias de envidiosos, nosequé.

En resumen, dos científicos de tanto renombre como el estadounidense Walter Wagner y el español Luis Sancho argumentan que el próximo miércoles 10 de septiembre (cuando el LHC, signifique lo que signifique, entre en funcionamiento) podría crearse un agujero negro que se tragaría al planeta y podría originar una “materia extraña” que convertiría la Tierra en una estrella de neutrones sin vida. Según Wagner y Sancho, se generará una probabilidad del 75% de que el LHC acabe con la Tierra. Como os he puesto los links no creo que deba desarrollar mucho más la idea.

Pero la gran aportación que desde este blog vamos a hacer es poner esta noticia en conexión con las primeras señales que de este Apocalipsis se están manifestando en estos días previos al gran cataclismo. Ha ocurrido casualmente en Lausana (Suiza), no demasiado lejos de Ginebra, donde está el CERN ese. En efecto, en la Reunión de atletismo que se celebra en la ciudad Helvética, Ivan Ukhov, saltador de altura ruso, ha demostrado al mundo cómo es el principio del fin de la civilización. Según la web del Marca todo se pudo deber a que el susodicho atleta mezcló vodka con red bull poco antes de saltar, pero… es mejor que facilitemos desde aquí el vídeo y los propios internautas opinen sobre el asunto.

En fin, como diría aquél, “arrepentirse, la Fin del Mundo está cerca”. O bien, en caso contrario, todo esto sería una bacalá infame.

Un Cordial Saludo.

Anuncios

Read Full Post »

A muchos blogs les pasa que llegado un momento los artículos empiezan siempre con la frase “he estado ocho semanas sin escribir una entrada, pero he vuelto, es que estaba muy liao”. La Esfera del Profano no iba a ser menos, y tras más de un mes de vacaciones de todo, he vuelto con más fuerza que nunca, de momento.

El cómo volver era un asunto difícil, después de haber estado en La Manga, Mazarrón, Benidorm, Torrevieja, Alicante, Murcia, Cieza y un largo etcétera (no, sólamente en esos sitios) en menos de un mes; además de haber presenciado en una semana los conciertos de las giras “Dos pájaros de un tiro” y “Dos son multitud”; por otro lado, amanecer en Benidorm es la experiencia más surrealista que puede vivir cualquier persona en nuestros días. Yo creo que ahora mismo van allí Dalí y Dadá, los dos juntos, y están en su salsa. La planificación de documentales tipo “Callejeros” también ha ocupado en parte mi tiempo, pero ésa es otra historia.

Después de todo lo anterior, y prometiendo algún día hablar acerca de este loco mes de julio, el regreso es con un artículo del ABC que Peris me pasó amablemente. Si preferís verlo en la página del periódico podéis pinchar aquí, pero de todas formas voy a reproducirlo aquí para llenar espacio. Allá va.

Condenado un hombre que conducía sin brazos y con una sola pierna

EFE/

4-8-2007 18:43:22

Un hombre que perdió sus dos brazos y una pierna en un accidente ha sido condenado hoy a cinco años de cárcel por una serie de violaciones de tráfico, según ha informado la cadena de televisión Fox.

Francis Wiley, que es como se llama el conductor de 40 años, también ha sido condenado por un juez de New Port Richey, en Florida, a 15 años de libertad vigilada por consumo de drogas.

El veredicto fue dado a conocer después de que en junio pasado Wiley se declarase culpable de diversos cargos por violaciones de las normas de tráfico y posesión de narcóticos.

“Sólo quisiera decir que sé que lo que hice estuvo mal. Lo lamento mucho”, dijo Wiley al juez William Webb.

Wiley, quien ya había cumplido una pena de cárcel por conducir sin licencia, perdió sus extremidades superiores y una pierna cuando tenía 13 años.

Fuentes judiciales señalaron que Wiley ponía en marcha su vehículo con los dedos del pie, hacía los cambios con la rodilla y maniobraba el volante con el muñón de su brazo derecho. Para encender las luces utilizaba los dientes.

Su abogado defensor había pedido clemencia y una condena a un máximo de dos años y medio de cárcel.

——————————————————-

Y esto es, la verdad es que pido perdón si alguien se siente ofendido por esto, es una cabronada lo que le pasaba a ese hombre, pero reconocedme que no le falta una visión cómica al asunto.

En fin, esperad mi siguiente regreso, que espero sea más coherente con el resto del blog.

Read Full Post »

Visto el clamor popular no voy a oponerme al deseo mayoritari del pueblo y voy a mostrar al mundo lo que pasó el miércoles por la noche en el Camp Nou. Vean este 2-0, pues.

No me considero mal escritor, pero no hay nada que pueda decir que esté a la altura de esto.

Read Full Post »

Bueno, más bien faltan 230 días, pero podemos decir que está en ciernes la gira del próximo milenio. Si bien es cierto que nunca tuve yo ni gurú ni guía, no hay que olvidar que la primera mirada es la que vale (eso ya lo enseñan las madres). Lo que quiero decir es que después de diez años de desierto, hemos descubierto que no hay nada para siempre. Para el neófito: los Héroes han vuelto. Y no me refiero a la serie de Sci-Fi, sino al emblemático grupo musical que todos (yo también) dábamos por finiquitado. No siempre es la misma función, y desde luego aquí tienen a un nuevo espectador.

En esta semana entrante, según lo previsto, me haré con una de las entradas para el concierto que el próximo 12 de octubre tendrá lugar en Zaragoza (za-ra-go-zá). En cuanto al resto, transporte, estancia, infraestructuras, avituallamiento, etc… hay tiempo para organizar. Lo primero es lo primero, no hay que desaprovechar la primera vez que me encuentro tan cerca de conocer la locura.

Ya de paso supongo que podré ver un momento cómo van las fiestas del Pilar y tal, que a nadie se le escapa que la fecha y la ciudad no son fruto de la casualidad. Increiblemente, en poco más de un año habré ido a un concierto de Sabina y a uno de Héroes, de forma que, como dijo Peris, ahí estarán los pelicos de punta, o cómo uno puede morirse un poquico más tranquilo.

Hasta entonces, con la sangre hirviendo,

 MaX.

heroes.jpg

Read Full Post »

Escalofriante es el testimonio que un amigo me ha remitido desde la ciudad de Catania, donde está trabajando. Como todos sabréis, en el encuentro que enfrentaba al Catania y al Palermo en la serie A italiana (fútbol, Elton, esto va de fútbol), lo que parecía que iba a ser un derbi isleño más acabó convertido en una batalla campal en el que por el momento ya hay 22 detenidos y un muerto.  Mucho se hablará de esto en los medios, así que creo que la principal aportación que puedo hacer es transcribir aquí los momentos más sangrientos y morbosos de la narración de Guille, que vivió todo el tema este desde primera fila (una forma de hablar, no sé qué asiento ocupaba él).

Su relato empieza con su llegada al estadio del Catania con tres amigos españoles alrededor de las cuatro de la tarde. Como si de un campo argentino se tratara, parece que la gente ahí por lo general entraba sin pagar y quizá sin respetar el aforo máximo del sitio. Que se llenen las gradas para apoyar al equipo local cuando el vecino y eterno rival juega de visitante en tu casa, no es demasiado raro, la verdad. Tampoco resulta raro que en el maremágnum formado por la caótica entrada de muchedumbres de aficionados al mismo tiempo (y tras tres intentos policiales por hacerse con el control de la entrada al estadio) puedan verse peligrosos objetos como “navajas, botes, bengalas, e incluso pistolas, nadie te controla, nadie pide entrada…”.

A pesar del poco tranquilizador dato del “equipaje” que algunos habían llevado al partido, la primera parte parece que transcurre con normalidad. Gritos, cánticos, insultos (los normales en un partido de la máxima rivalidad)… nada se sale del guión esperado. No hay por qué sospechar lo que está a punto de pasar. Todo cambia cuando al comienzo de la segunda parte marca Palermo.

 En este momento nos cuenta Guille que “los aficionados del palermo entraron al estadio, durante la primera parte estaban fuera o encerrados o donde sea, pero al marcar el Palermo, ellos entraron para marcarse una vacilada delante de todos nosotros. En ese mismo momento, una lluvia de bengalas y objetos les caen, pero gracias a una malla metálica (…) y una mampara de unos 4 metros, no les pasaba nada”. Y éste es el momento en el que un campo de fútbol al Este de la isla de Sicilia se convierte en un escenario vietnamita, balcánico, iraquí. Algunas muestras textuales: “[Un] segundo después, una especie de cohete cae al estadio, a la grada donde estábamos. Vemos que la gente empieza a correr y a alejarse del sitio donde ha caído el objeto. Instantes después una serie de estos supuestos cohetes caen sobre nosotros, y (…) [al respirar] ves que no son cohetes, que son bombas de gas lacrimógemo.” Es sólo el principio.

Nuestro corresponsal describe la reacción de la gente a continuación. “La gente empieza a llorar, sangrar y hasta quedarse sin sentido, desmayándose; el pánico entra en todos nosotros, el partido se suspende, los gases han llegado hasta el campo y los jugadores son afectados por el gas; nosotros (los españoles) intentamos subir a lo más alto del estadio para coger aire, intentamos llamar a amigos que también estaban en el estadio, en la misma grada que nosotros, pero en diferentes sitios, para ver si están bien o si les ha pasado algo (…), ellos también vivieron esta situación de locura y tercermundista; sigue cayendo alguna bomba más y la gente decide en masa salir del estadio: gran parte para irse a casa, pero también gran parte para dar de leches a los ‘polis’ que nos estan tirando el gas”.

La narración sigue, transformádose poco a poco en un ‘Mayo del 68’: “Estando en lo más alto del estadio vemos la calle, la gente cogiendo piedras, palos y todo lo que pueda hacer daño para atacar a la policia, en ese momento decidimos irnos del estadio porque la cosa se estaba poniendo fea y se iba poner peor; con miedo, pánico, y a la vez traquilidad al saber que el problema no era en el estadio, sino en la calle (…), llegamos a la puerta del estadio para salir, pensamos qué hacer: si salir corriendo o no. Esperamos unos segundos y un grupo de salvajes corren hacia un lado para arremeter contra la policia. Era nuestro momento. Salimos para el otro lado, a un paso más ligero de lo normal hasta llegar a una zona de aparcamiento donde la gente se dirigía hacia el lugar de donde nosotros acabamos de llegar para liarse a palazos contra la policía”.

Nuestro héroe semiciezano (semiguadalupeño) ya está a salvo, como los españoles atrapados en medio del conflicto, según nos ha confirmado el consulado español en Catania. ¿Pero qué pasa con el resto de la gente? ¿Cómo evolucionaron los acontecimientos? El relato de Guille continúa: “Una vez fuera del peligro [y lejos] de las inmediaciones del estadio y de la bronca (…), fuera de la historia de estos salvajes, nos vamos a casa. Durante la noche los incidentes han seguido y hasta ahora han matado a un policía con un paquete bomba, que le han tirado dentro del coche [en el que] se encontraba, una centena de heridos y unos cuantos detenidos, de los cuales tres cuartas partes son menores de edad.”

 Y de una forma tan sencilla, una ciudad como Catania, europea, civilizada, y supongo que económicamente estable, se convierte en territorio comanche, una nube de humo y sangre tomada por una guerrilla urbana sin responsabilidades de ningún tipo y un pequeño ejército armado de porras, cascos, pistolas y bombas lacrimógenas (lo cierto es que no sé cómo van los carabinieri, o como pijo se llame la policía de Italia, pero supongo que no llevarán margaritas y pompones de animadora): el mismo paradigma de la desproporción de fuerzas que se ve en zonas del planeta con problemas de verdad.

No sé a dónde mierda va a ir a parar este mundo.

Read Full Post »