Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Curiosidades más o menos prescindibles’ Category

Todos recordaréis (y si no, para algo estoy) el videoclip que el cantante de Black Eyed Peas, Will.i.am hizo basándose en el discurso que el precandidato demócrata, Barack Obama, pronunció en New Hampshire. Personalmente me parece un trabajo bastante bien hecho. Es una canción que hasta me pone de buen humor, en plan optimista. Lo dicho. La cosa iba más o menos asi:

Esto no es nada nuevo, y en La Esfera del Profano no solemos traer a colación cosas con tanto retraso sin razón alguna. Entonces, ¿a qué viene esto?

Pues bien, hace poco en el Late show de Andreu Buenafuente, aprovechando el tema este de Eurovisión (eso sí que lo sabéis todos, Rodolfo Chikilicuatre y toa la pesca, si no habéis oído hablar de esto buscadlo en youtube), parodiaron el video de Will.i.am. A continuación lo tenéis. Quizá es menos emotivo, pero vale la pena.

Anuncios

Read Full Post »

Siguiendo la lamentable tendencia que hemos tomado últimamente en La Esfera del Profano, vamos a partir de un mail recibido recientemente para hacer un post sobre mismo y acabar estirándolo un poco para ver si lo exprimimos más de lo que está.

El correo me lo mandó hace diez días un compañero de la facultad cuyo blog he añadido hace poco a “otros mundos, otras bitácoras” (qué pasa, juando, si estás leyendo esto, saludos). Básicamente no es más que un link a la web de 20 minutos, a la sección local dedicada a la comunidad murciana. Concretamente a un artículo acerca de “La mejor fiesta de la Región”. Al menos no es un correo en cadena, no os quejaréis.

En efecto, la página del periódico gratuito nos ofrece una clasificación de festejos y verbenas varias de las que se celebran anualmente en Murcia provincia ordenadas según votos de los lectores de la web. Ya sabemos cómo es La Esfera y no podíamos sino tomar dicha clasificación y transformarla, como por arte de magia, en la base de uno de los Rankings sin Fronteras. Pues bien, en opinión de los internautas veinteminuteros (por lo visto sobre todo del Noroeste regional) la cosa queda así:

12.- Fiestas de San Clemente, Lorca. Otro Ranking de doce posiciones. No entenderé nunca a los medios de comunicación. Habrá algún lorquino metío también en estos manejos.

En fin, nunca había oído hablar de las fiestas de San Clemente, hasta hace dos años pensaba que el patrón de Lorca era San Patricio, y me decepcionó mucho cuando me desmintieron esto. Según la página lorca.es, en su sección dedicada a las fiestas, es una cosa así con moros y cristianos, aunque sólo en los últimos años. Interés Turístico Regional.

11.- Carnaval del Cabezo (de Torres, supongo). Si entramos en una página que no sé si es oficial sobre la pedanía de la capital murciana, se nos dice el carnaval de allí es muy conocido dentro y fuera de nuestras fronteras, y que, en cuanto a su historia, “los datos más lejanos que he podido recavar  (sic) sobre nuestro Carnaval, datan del año 1900. Por aquel entonces, el Carnaval consistía en la salida a la calle de las “máscaras”, personas vestidas individualmente o en pequeños grupos que llevaban paja y polvos de talco, con lo que gastaban bromas a los vecinos y conocidos, aprovechandose de su anonimato”.

10.- Fiestas de Alcantarilla. Me ha sido muy difícil encontrar datos al respecto. Por mi experiencia durante los años que viví en Murcia sabía que ofrecían conciertos gratuitos, alguno de los cuales era bastante potable. En efecto, en la web de Alcantarilla sólo parecen centrarse en estos conciertos (este año va Aute!) y he podido saber que son en honor de la Virgen de la Salud. Si alguien pudiera aportar algo más… ya sabéis, si hay alguna actividad que diferencie las fiestas de Alcantarilla de cualquier otras.

9.- Lanzamiento de Huesos de Oliva, Cieza. Extraña verlo tan abajo en el ranking de fiestas murcianas. Al fin y al cabo tiene un eco en los medios que otros festejos ya querrían para ellos. En cuanto a la página web oficial del concurso, me da un poco de vergüenza reproducir algún extracto de su contenido, sobre todo la parte esa de la historia de Bartolopoulus, que es pa echarle de comer aparte.

8.- Carthagineses y Romanos. Otra de las celebraciones que quizá se mereciera una mejor posición de la que ostenta. Según la web del Ayuntamiento de Cartagena, “dentro del variadísimo programa de actos, destacan el pregón y la presentación del tropas y legiones, la fundación de Quart-Hadast, la declaración de guerra a los romanos, la Salida de Aníbal hacia Italia, el desembarco romano en la ciudad, la toma y rendición de ésta y, particularmente, las bodas de Aníbal e Himilce y el Circo Romano“.

7.- Entierro de la Sardina, Murcia. Aunque estoy intentando no reflejar mis opiniones, y que sean páginas oficiales las que digan lo que tengan que decir, personalmente no le veo el más mínimo fuste a esto del Entierro si tienes más de 14 años. A pesar de que en la web de la concejalía de turismo de Murcia capital se diga que “se trata de un festejo único y original” , poco después se nos dice, paradójicamente, que el origen se remonta a mediados del siglo XIX, cuando un grupo de estudiantes de Madrid (…) decidieron formar un cortejo fúnebre presidido por una sardina, (…) queriendo revivir el festejo carnavalesco que se celebraba en Madrid el Miércoles de Ceniza. Lo cierto es que a poco que buscamos en el google encontramos “entierros de la sardina”  en sitios dispares como Vigo, Tenerife, Venezuela… Incluso Goya, que murió antes de “mediados del siglo XIX” tiene un cuadro referido al entierro de la sardina. En fin, no sigo que me enervo.

6.- Bando de la Huerta, Murcia. Siempre según la misma página a la que hacíamos referencia en el número anterior,“es la fiesta murciana por antonomasia. Se celebra siempre el primer martes después de Semana Santa y abre el ciclo de las Fiestas de Primavera. (…) El día del Bando es una explosión de color y de alegría en la que participa toda la ciudad y la huerta, bien desfilando o bien como público. Asimismo el visitante no puede sustraerse a la alegría y el júbilo reinantes, y sentirse feliz de participar en un acontecimiento de esta magnitud”. Lo que entre líneas hace referencia a las industriales cantidades de alcohol que esos días los “visitantes” y los que no lo son ingieren.

5.- Carnaval de Águilas. Quién no ha oído hablar de estos carnavales que, dicen, son posiblemente los mejores de la Península. Lo cierto es que no encuentro ningún texto que citar del sitio oficial de estos carnavales, así que visitadlo si eso y ya váis viendo cosas.

4.- Tambores de Mula. Sacado de la respectiva página: “horas antes de las 0 horas, en la madrugada del Martes al Miércoles Santo, el pueblo se congrega en la Plaza del Ayuntamiento, portando sus tambores, esperando a que de comienzo la fiesta. Instantes antes de las 12, los asistentes impacientes golpean los palillos, uno contra otro, por encima de sus cabezas, pidiendo silencio y que empiece la tamborada. Desde el campanario de la Iglesia de San Miguel, junto a la Torre del Reloj, se escuchan unas trompetas que ejecutan la denominada ‘Llamada a la Tamborada’. Este toque llama a los tamboristas, hace que esperen y callen hasta que al concluir, coincidiendo con las campanadas del reloj, dando las 12 de la noche, todos los tamboristas empiecen a tocar al unísono el toque tradicional muleño, guiados por los alumnos y alumnas de la Escuela del Tambor. Después, cada tamborista da rienda suelta a sus pasiones, conocimientos y habilidad, ejecutando cada uno su toque personal y desperdigándose por las calles céntricas de la ciudad de Mula”. Esto está muy bien, sinceramente, pero trataré de no vivir nunca en Mula por si me pilla con sueño allí en Martes Santo.

3.- Caballos del Vino, Caravaca. A principios de mayo (el día 2, se rumorea) se celebra esta colorida fiesta que, en palabras de la web del Ayuntamiento de la ciudad jubilar, tiene sus orígenes “según la tradición histórica, estando sitiada la fortaleza templaria de Caravaca por los moros granadinos, hacia 1250, y necesitando los moradores de la misma agua para abastecerse, ya que los algibes estaban exhaustos, un grupo de valerosos caballeros templarios atravesaron el sitio musulmán, con el consiguiente riesgo que ello entrañaba, y cargando pellejos de vino a lomo de sus corceles, al no poder conseguir agua, (…) volvieron de nuevo, en veloz y espectacular carrera, a burlar el cerco enemigo para llevar el líquido elemento al defensor del Castillo”. Sí, sí, el vino líquido elemento, par de huevos.

 2.- Tambores de Moratalla. Ver número 4 cambiando alguna cosa.

1.- Fiesta de la Vendimia, Jumilla. Se crea, según la web del ayuntamiento jumillano, en 1972 a iniciativa de un grupo de bodegueros de la localidad, participando en sus orígenes bodegas y pueblos de la Denominación de Origen de Jumilla, hasta que hace unos años comenzaron a participar en ellas grupos y asociaciones de agricultores dando lugar más tarde a la formación de peñas. Todos los actos que en ella se ofrecen, giran en torno al vino y su cultura, mostrando todas sus labores, como son la vendimia, la pisa, la elaboración y la degustación, organizando numerosas actividades dirigidas a público de todas las edades y en las que la diversión está asegurada.

Pues bien, tras esta clasificación dada por 20 minutos, el reto lanzado a los lectores es claro. ¿Qué opináis de esto? ¿haríais un ranking diferente? ¿Te parece normal que no aparezca el encierro de Blanca? ¿Hay tanta gente a la que le gustan los tambores? Si lo preferís podríais jugárosla e intentar hacer un ranking vosotros mismos, no ya con fiestas regionales, sino incluso a nivel nacional.

En fin, voy a acabar ya esto que luego os quejáis de la longitud de los artículos.

Cordial Saludo.

Read Full Post »

Lo cierto es que no suelo escribir acerca de este tipo de cosas. Me gusta la Historia, me parece curiosa, interesante, nos hace aprender mucho acerca de “nosotros” y de “ellos”, y de todos los demás. Pero lo cierto es que no recuerdo ningún post que se dedicara fundamentalmente a comentar un episodio como el que hoy vengo a tratar. En parte porque lo descubrí (el episodio) hace poco gracias a un correo de estos en cadena; en parte quizá porque estoy de vacaciones ya casi una semana y no he tocado La Esfera, y tengo de alguna forma que justificar mi inactividad; y sobre todo en parte por lo pintoresco de la historia y sus increibles consecuencias… y porque si esto cayera en manos de Reverte me quitaría la idea de escribir sobre el particular, qué diablos, les invito a retroceder unos doscientos años casi exactos.

Sin duda que los lectores de La Esfera conocerán la situación que a finales del siglo XVIII había entre las potencias de Inglaterra, Francia y España, con la alianza entre estas dos últimas para luchar contra la primera, potencia naval del momento que bastante jodía las expediciones comerciales a las Américas de las otras dos. El tratado de San Ildefonso, en 1796, significó concretamente el compromiso de galos y españoles para luchar conjuntamente contra Inglaterra. En cumplimiento de tal convenio, en 1807 una fuerza de casi quince mil españoles partieron hacia Alemania y el Báltico para reforzar el bloqueo comercial decretado por Napoleón frente al Reino Unido. En su viaje atravesando Europa, fueron contempladas por sus contemporáneos, que los describieron como “de rostro altivo y paso vivo, pequeños, de ojos vivos, muy morenos y con los dientes muy blancos”. Los soldados portaban consigo tartanas con la impedimenta y un alto número de mujeres y niños. Causó sorpresa entre quienes vieron el paso de los militares la costumbre, desconocida entonces, de fumar cigarros. Hay que tener en cuenta que en Europa se solía fumar en pipa. Formaban la expedición tres divisiones, dos al mando de Don Pedro Cano y Sureda, marqués de la Romana (también era el jefe de la expedición en general) y una tercera, que venía del Norte de Italia, comandada por el general español de origen irlandés D. Juan Kindelán.
mapanapol.png
Lo cierto es que los de Kindelán participaron en algún asedio en Alemania, donde pasaron el invierno de 1807 las tres divisiones, pero en febrero de 1808 partieron hacia Dinamarca, país aliado de Francia (y por ende, de España) que había declarado la guerra a Suecia, país que no apoyaba el bloqueo contra Gran Bretaña. La idea era prevenir una posible invasión sueca de Jutlandia.

En estas estábamos, con quince mil españoles armados en el Norte de Europa cuando, hace ya casi doscientos años, llegaron el dos y el tres de mayo de 1808.

Los medios de comunicación no eran lo que son ahora, y la información de que los mandos de aquellas tropas disponían era limitada y tamizada. Napoleón, antes de que se supiera nada en Dinamarca, mandó diseminar las tropas hispanas, separándolas entre sí, para evitar una respuesta conjunta de aquellos hombres. Los franceses interceptaron toda la correspondencia e, incluso, impidieron a cañonazos que cualquier embarcación se acercase a la costa. Sólo conocían parte de los acontecimientos, los que publicaba la prensa francesa. Un espía inglés, un sacerdote católico llamado Robertson, consiguió llegar hasta  de La Romana, y le mostró las proclamas de las Juntas de Asturias, Galicia y Andalucía. Le comunicó que el gobierno inglés estaría dispuesto a facilitarles transportes para embarcar sus tropas para España.

mamelucos.gif

 El general elaboró un plan para concentrar todas las tropas en la isla de Fionia, utilizando la excusa de una revista de inspección.  Desafortunadamente, antes de que este plan pudiese llevarse a cabo, de La Romana recibió órdenes de que todas las tropas españolas bajo su mando prestasen inmediatamente, en sus respectivas guarniciones, un juramento de fidelidad al nuevo rey José Bonaparte, órdenes que fueron enviadas directamente a La Romana, al general Kindelán, y al resto de mandos españoles al frente de los distintos grupos en que se habían dividido las tropas.

El cumplimiento de éstas órdenes fue muy distinto en cada uno de los lugares. En Jutlandia, Kindelán, que desde el principio tomó partido por los franceses, consiguió jurasen las tropas a su mando, con el engaño de que las demás habían jurado ya, si bien costó gran trabajo, produciéndose un grave escándalo y hubiera perecido el propio general, de no huir precipitadamente. Kindelán se pasó finalmente a los franceses, abandonando sus tropas.

En Seeland, ocurrió lo contrario; los Regimientos Asturias y Guadalajara, que habían tenido noticias de los sucesos de España, se negaron a jurar y se sublevaron, atacando a los franceses y causando la muerte de un oficial. Luego marcharon sobre Copenhague, pero por el camino fueron interceptados por los franceses y obligados a deponer las armas.

En Fionia y Langeland, La Romana trató de ganar tiempo. Sabía que la tropa era reacia a firmar y que se podían producir motines, lo que hubiese comprometido el plan de evasión. Unos juraron sin dar los vivas mandados; los artilleros juraron lo que jurasen sus oficiales; los zapadores se negaron rotundamente a hacerlo; los dragones de Almansa interrumpieron la lectura de la orden con los gritos de ¡Viva España! ¡Muera Napoleón! y al amenazarles con un castigo ejemplar rompieron filas en el mayor desorden.

 Al ir a jurar el Batallón de la Princesa, por un movimiento no se sabe si convenido o espontáneo, oficiales y tropa se agruparon alrededor de la bandera y fijando en ella la vista permanecieron así largo rato en el silencio más profundo, que no dejaba por esto de ser muy elocuente, hasta que salió un cabo de filas y dirigiéndose al marqués de La Romana con el arma presentada, le dijo respetuoso, pero enérgicamente: “Mi general; mi compañía no jura a José ni a otro alguno, sino esa bandera, pues en llegando a España veremos a quien representa.” El capitán de ingenieros D. Fernando Miyares cuenta que el cabo dijo exactamente: “Mi general, yo no quiero jurar; sé muy bien que el no obedecer es un delito capital, y me presento para ser fusilado, porque en tratándose del juramento, de ninguna manera obedeceré, mándelo quien lo mandare.” A pesar de aquella manifestación tan expresiva, se leyó la orden y se dieron las voces para hacer las descargas prevenidas; mas en lugar de obedecerlas, los soldados del Batallón de la Princesa, con asombro general, descansaron las armas tan silenciosos y resueltos como antes. Su coronel el conde de San Román pudo al fin hacerse obedecer; pero toda la noche siguieron disparando sus fusiles al aire con la algazara y desorden consiguientes y en son de mofa.
bailen.jpg
Bernadotte, general francés, conminó a de La Romana mediante un ultimátum a que hiciese jurar a sus tropas inmediatamente. Pero La Romana había recibido la visita del oficial del Regimiento de Cataluña, el subteniente Fábregas, quien había llegado hasta la escuadra inglesa, y traído documentos en los que los ingleses aseguraban tener dispuestos los buques para embarcar toda la “División del Norte”; por ello, impartió órdenes a todas las guarniciones para que se concentraran en Nyborg a fin de proceder a su embarque.

De La Romana, con los Regimientos de la Princesa, Voluntarios de Barcelona, dos Escuadrones del Regimiento de Almansa y la artillería a caballo, se apoderó de Nyborg. Los ingleses, después de un encarnizado combate con los daneses, desembarcaron en la plaza y, después de conferenciar con de La Romana, decidieron el traslado a la isla de Langeland de las tropas; en ésta sería efectuado el embarque de la totalidad de las mismas. El Regimiento de Caballería Algarve fue hecho prisionero cuando intentaba cruzar el Pequeño Belt.
mapaden.jpg
En Langeland se habían concentrado ya los Dragones de Villaviciosa y el Batallón Ligero de Barcelona y, un poco más tarde, el Ligero de Cataluña, efectivos que se apoderaron de toda la isla; de La Romana y sus tropas pudieron desembarcar con total tranquilidad. Había conseguido reunir las fuerzas restantes el 13 de agosto.

El 21 de agosto, el almirante británico Sir James Saumarez y su escuadra ancló frente la costa oriental de Langeland, donde embarcaron los nueve mil hombres que había conseguido reunir el de La Romana, sin abandonar más que los caballos que no podían transportarse, y salvándose toda la artillería (25 piezas). A continuación zarparon con rumbo a Goteborg, en la costa de Suecia.

El 5 de septiembre, los nueve mil españoles fueron embarcados en 37 buques enviados por Gran Bretaña, y zarparon con destino a La Coruña; no obstante, debido al mal tiempo, arribaron a Santoña y Santander, el 8 de octubre. Quedaron prisioneros de franceses y daneses más de cinco mil españoles.

Ante la situación anterior, la Junta Suprema (reunión de los respresentantes de las Juntas Provinciales), reunida en Sevilla el 18 de septiembre de 1809 y en representación del rey Fernando VII, que estaba en el exilio, acuerda romper, mediante la publicación de un Real Decreto, toda comunicación con Dinamarca. Se mandó imprimir dicho Decreto así como el de su comunicación inmediata a todas las instancias oficiales.

Una vez recibida dicha comunicación en el Ayuntamiento de Huéscar (en el extremo norte de Granada), y analizando las causas y hechos ocurridos, se acuerda, en sesión plenaria del día 11 de Noviembre de 1809, declarar la Guerra a Dinamarca (por lo visto los ayuntamientos de entonces tenían algunos poderes de los que carecen los actuales, a Dios gracias).

huescar.gif

La guerra declarada por Huéscar, sin embargo, pasaría desapercibida durante casi dos siglos, hasta que trascendió a la prensa y la Corporación Municipal granadina se reunió el 7 de julio de 1981 y acordó “iniciar las negociaciones con las autoridades danesas para restablecer la paz entre ambos pueblos”. Daría como resultado una paz que se materializó el 11 de Noviembre de 1981, ciento setenta y dos años después de la primitiva declaración. La noticia tuvo su eco en los medios de comunicación nacionales, como en esta noticia de El País, que pone de relieve el caracter lúdico festivo de la reconciliación internacional habida entonces.

Como dice la web del ayuntamiento de Huéscar, “ojalá todas las guerras fuesen como ésta: ignorada por ambos contendientes hasta la firma de la Paz”.

Read Full Post »

Sé que muchos esperáis mi previsible y sesudo análisis del resultado electoral de anteayer. No quiero fallar a mi público y seguramente cuando se traduzca en algo más concreto (alianzas, dimisiones y pescas) hablaré del tema, ya que tampoco quiero que cada pequeña noticia se convierta en un post si puedo abarcar una mirada más panorámica de todo.

No obstante lo anterior, el principal objeto de análisis del artículo presente no es sino una consecuencia directa de los últimos comicios. Como habréis leído en los periódicos, o visto en la televisión, o consultado en alguna otra web o escuchado por la radio, o recibido por telepatía extraterrestre (meto lo de telepatía extraterrestres por si algún friki busca esas dos palabrás en el google para que esto tenga más oportunidades de salir, es perro, pero el título del post es por lo mismo), la coalición Izquierda Unida, ya sabéis, la unión de los partidos que se encuentran a la izquierda ideológica del PSOE, por lo que sea ha culminado su deriva descendente, su evolución catastrófica y ha acabado sin grupo parlamentario propio (sólo dos diputados), por lo que su coordinador general, Gaspar Llamazares, ha decidido no presentar su candidatura en el próximo congreso del partido (sé que lo sabíais, pero lo cuento esto porque soy consciente de lo cosmopolita que puede llegar a ser el blog, hay gente del extranjero que no sabrá muy bien qué es “Izquierda Unida” sin más).

Al día siguiente de este pésimo resultado, el gabinete de comunicación de la coalición de izquierdas envió un breve “manifiesto” a diversos medios de comunicación (escuché esto anoche en la Cadena Ser, pero supongo que fue remitido otros muchos). El texto viene a decir lo siguiente:

En un día como hoy de resaca electoral, y tras agradecer las llamadas recibidas tanto de contenido profesional y las que incluyen otros igual de reconfortantes, así como aquellas que a buen seguro han acabado perdiéndose en el complicado mundo de las telecomunicaciones, desde este gabinete de comunicación queremos recordar que la vida sigue y como bien pronosticaron Schopenhauer y el oráculo de Delphos, “donde menos se espera salta la liebre”.

Hasta que a no mucho tardar os mandemos una nueva previsión para seguir en la brecha informativa, y dada la cercanía de la semana santa, os remitimos una reflexión en forma de minutos musicales.

Después de ello, en las palabras “minutos musicales” se incluye un enlace a un “video-clip” que añado a continuación.

Pues eso, bravo, la verdad es que pocos se tomarían con este humor una situación así. No es que coincida con sus ideas, pero es que tienen que caer bien cuando van de este palo.

Read Full Post »

Siento volver con una cosa tan sin sustancia, pero es domingo por la mañana y tampoco es para ponerse exquisitos, muchachada.

El tema está en que si en las últimas dos o tres semanas habéis visto Buenafuente (o en la última El Intermedio, o Sé lo que hicísteis, seguramente Sabías a lo que venías, y de alguna forma también lo habrán metido como sea en Minuto y Resultado, de hecho están investigando cómo incluirlo en Prison Break) conoceréis la famosilla canción de El Chiki Chiki, o algo así. Interpretada por David Fernández, colaborador de Andreu Buenafuente en su programa, caracterizado como Rodolfo Chikilicuatre, durante un tiempo llegó a estar en el primer puesto de la lista de votaciones de los solistas o grupos que se presentan como candidatos a representar a España en Eurovisión 2008 (en este instante, sin embargo, un viejo aún más friki lo ha desbancado, al menos momentáneamente). La canción, por si no estáis antenizados, no véis La Sexta ni ningún programa de zapping (valga la redundancia) suena más o menos así:

Sin embargo, como en este país somos así de competitivos, parece que los frikis están de enhorabuena. Realmente no creo que ambos “artistas” sean comparables entre sí, de los que hablaré a continuación no están intentando participar en Eurovisión, sino en un concurso de Telecinco rollo reality-con-cantantes-que-se-parece-misteriosamente-a-otros-concursos-del-mismo-estilo (no puedo creer que Telecinco esté emitiendo un programa de ese corte).

Sólo para que vayáis comparando, en resumen, os facilitaré los dos grandes hits del dúo musical al que me estoy refiriendo, Kamelo.Semos (o Camelo Punto Semos, o como se escriba oficialmente), máximos exponentes de la Rumba Pop, por lo visto, a saber:

 Guaperas Total:

y, por supuesto, Jonathan:

Personalmente opino que la gente esta de Kamelo.Semos alcanzan una perfección musical más pulida que Rodolfo Chikilicuatre, pero claro, yo soy un profano en la materia. Decidid vosotros si lo preferís.

Read Full Post »

Tras el éxito cosechado con el último post, contando con el favor de las masas, con su lealtad inamovible, aprovecharé para dar a conocer algo de lo que me he estado riendo durante las últimas semanas (mes y pico, suponiblemente). Se trata de un video de youtube en el que se unen varios fragmentos del mismo capítulo del Flying Circus de la Monty Python correspondientes al mismo sketch. Es en inglés subtitulado y dura casi diez minutos, pero merece la pena.

Como entra dentro de lo posible que, dependiendo de vuestra conexión, tengáis que hacer tiempo mientras se os carga, os adjunto cinco chistes de forges y uno de vascos:

forges4.jpg
forges1.jpg
forges2.jpg
forges3.jpg
forges5.jpg

En cuanto al chiste de vascos, pincha en el enlace este mismo.

Read Full Post »

En esta ocasión, dando una vuelta de tuerca más, voy a empezar hablando de partidas de ajedrez en el cine. Pocos temas más bloggeros que éste, y además concretamente en este caso puedo decicar este post al autor del Blog La Vela y el Vendaval, Miguelton, cuyo padre es profesor y jugador amateur del deporte de los escaques. No es que nos enseñara a jugar, porque ya sabíamos; nisiquiera a jugar mucho mejor, porque algunos ya jugábamos en el instituto a menudo por mero pique, y en clase tampoco es que fuésemos los alumnos más atentos del mundo. También puedo decir que consiguió que disfrutáramos aquellas clases que a priori no tenían por qué ser tan divertidas. Además supo transmitirnos suficiente técnica para pulir en muchos aspectos nuestro juego. Lo cierto es que pocas veces voy a poder brindar una dedicatoria tan fácil, y no voy a perder la ocasión de mencionar a quien nos hizo jugar nuestros primeros (y por mi parte únicos) torneos allá por primero de bachillerato.

No nos pongamos tampoco sensibleros, pues no voy a perderme hablando de los tiempos del Diego Tortosa. Tampoco voy a ponerme erudito en el tema ajedrecístico. Más bien voy a limitarme a describir un poco alguna escena y simbología del juego que tratamos. Aunque originalmente quería hablar de la partida que HAL 9000 gana en 2001, Una odisea del espacio, he estado investigando el tema y voy a dejar esa partida para otro post, refiriéndome en este caso a la partida que se da en Blade Runner entre Tyrell, el gran Creador de los replicantes, y Sebastian un diseñador genético o algo así, que es ayudado por el replicante Roy Batty, que es un poco el protagonista junto a Deckard (Harrison Ford).

No voy a contar mucho más de la película, salvo lo estrechamente relacionado con la partida (de hecho sí, así que si no la habéis visto, además de sentirlo por vosotros, os recomiendo que no sigáis leyendo). Lo importante es que Roy quiere hablar con Tyrell, sobre cómo vivir más tiempo, pero como dueño de la Tyrell Corporation, la fábrica de replicantes, por llamarla de alguna manera, no es que sea la persona más accesible, por lo que, siguiendo un plan preconcebido, Roy y Priss (Daryl Hannah) consiguen ir al domicilio de Sebastian, que casualmente tiene una partida de ajedrez a medio con Tyrell (entiéndase, Roy ve el tablero con la situación de la partida, se supone que está pendiente desde la última vez que se vieron, o que juegan por algún tipo de medio a distancia).

La ventaja aparentemente está en manos de este último, que conserva todas sus todas sus fichas salvo tres peones, mientras Sebastian ha perdido dos peones, un alfil y las dos torres. Además, ha tenido que sacar a su Rey de la comodidad de la fila 1 (lleva blancas), y está siendo seguido por la Reina y el alfil negros, que están en dicha fila. El Rey negro, por su lado, si bien tiene poca movilidad por la posición adelantada de los caballos blancos, está aparentemente protegido por el caballo, el alfil y los peones que lo rodean, de manera que tiene cierto margen para plantear una defensa sólida, aunque acaba de salir de un jaque “blanco”.

inmortal21.jpg

La primera idea de Roy es adelantar la Dama blanca hasta f6 (sería jaque), pero Sebastian lo reprende (“No, el Rey come a la Reina, ¿lo ves? un fallo”, dice en la versión en español, aunque lo cierto es que el fallo lo es de traducción, seguramente han traducido Knight por “rey”, en vez de por “caballero” o “caballo”), porque perdería a la Reina.

En una escena posterior, Roy ha convencido a Sebastian para que lo lleve hasta Tyrell. En un ascensor de Tyrell Corporation, para acceder a su Dios, Roy utiliza esta partida como llave. En efecto, el replicante “sopla” al diseñador genético los movimientos que le llevan a la victoria, y éste se los transmite a su adversario a través de un interfono, para así llamar la atención de Tyrell, quien le invita a subir a su vivienda para discutir sobre cómo ha resuelto la partida. Los movimientos en concreto son: Df6 (tal y como el replicante había sugerido al mismo ver el tablero), Cxf6; Ae7++. En imágenes:

inmortal22-24.jpg

Ya os habréis imaginado que esta partida no fue inventada por Ridley Scott, ni por Hampton Fancher y David Webb Peoples, guionistas de la película, ni por Philip K. Dick, autor de la novela en que se basó Blade Runner. No, estos movimientos se corresponden con la partida Anderssen – Kierseritzky de 1851, jugada en Londres. Es una de las más famosas de la historia, y ha sido estudiada en múltiples ocasiones por expertos en la materia. Si queréis ver una reconstrucción entera de la misma, podéis pinchar sobre el link que está dos líneas más arriba.

La relación entre estas jugadas y el contenido mismo del filme, o más concretamente, del momento de la película que hemos esbozado, es un tema manido en muchos foros de internet. Una curiosidad: en muchos comentarios hechos en otros blogs se dice que la simbología de todo esto está en el peón (replicante) que se convierte en Dama al llegar a la octava fila (tener una vida más larga, convertirse en humano). Sin embargo, podemos observar que en toda la partida que hemos observado no hay un solo peón que corone, y el que más cerca está de hacerlo está en la fila quinta, bastante lejos de su meta. Otra curiosidad: la partida que Roy utiliza como llave para conseguir saber cómo alargar su vida hace ya más de un siglo y medio que se conoce como “La Inmortal”.

Yo buscaría la simbología en otros paralelismos: Si en la película hacemos que el mate equivalga a la muerte de Tyrell a manos de Roy (ya está, ya lo he dicho, os dije que viéseis la película, ahora ya lo sabéis; de todas formas tampoco os he destrozado el final, cuando Roy muere ante Harrison Ford habiendo alcanzado más humanidad que las mismas personas que lo persiguen), puede entenderse entonces que Roy utiliza a Sebastian (Dama blanca) para llegar a Tyrell (Rey negro), ganando la partida y rebelándose contra su creador. El sentido de superioridad del replicante respecto al ser humano “genuino” se cristaliza cuando, partiendo de la jugada que era “un fallo” en la mente humana, se revela como decisiva para la victoria. Además, esta partida ha sido analizada desde el punto de vista del gran número de sacrificio de piezas que hacen las blancas para conseguir su objetivo final, lo que es en general bastante paralelo a lo que pasa en Blade Runner, pues los replicantes son “retirados” uno a uno hasta que sólo Roy consigue, en la última escena de la película y de una manera simbólica, obtener su alma humana.

 Hay otro clásico que guarda asombrosas semejanzas con la escena que analizamos. En El Séptimo Sello, de Bergman, un caballero y su escudero vuelven desde Tierra Santa a su reino (Suecia) tras participar infructuosamente en las Cruzadas. Al llegar sólo encuentran la peste, la locura, el caos… y La Muerte. La Parca se aparece ante Antonius Block (Max von Sydow) y le dice que ha llegado su hora. El caballero reta entonces a la espectral figura a una partida de ajedrez, partida que, además de servirle para ganar algún tiempo de vida, sirve como apuesta (si gana el caballero, vivirá; si pierde, su alma pertenecería entonces a la Muerte). Durante la confrontación, Antonius, como Roy, trata de desentrañar los misterios de la vida, del mundo, de la inmortalidad, de Dios. Ambos protagonistas ven cómo llega su final, y por medio del ajedrez, tratan de evitarlo.

Viendo las imágenes de von Sydow y de Rutger Hauer ante sus respectivos tableros, nos es difícil pensar que Ridley Scott no tuviera en mente a Block a la hora de configurar este momento de Blade Runner

hauerrunner.jpg

sydowsello.jpg

Con estas reflexiones acaba este pequeño análisis sobre el ajedrez en el cine sin olvidar que existen otras películas donde el juego cobra un especial protagonismo en toda la película o bien, en alguna escena significativa (La Tabla de Flandes, En busca de Bobby Fischer, Casablanca, la ya citada 2001, o incluso en X-men, donde Magneto y Charles Xabier juegan una partida en la celda del primero).

Sin duda, el milenario juego indio, introducido por los árabes en Europa, no está exento de una gran simbología que lo hace sorprendentemente visual, a pesar de que pudiera parecernos lo contrario. Al fin y al cabo, no deja de ser un intenso combate intelectual entre dos contendientes que en la gran pantalla, en las manos adecuadas, llega a adquirir un significado casi mágico. Místico.

Read Full Post »

Older Posts »